Síganos

Fem+, un colectivo de estudiantes para hablar de los derechos de las mujeres

Por Colegio Suizo de México el 11/03/19 17:00

En el marco del Día Internacional de la Mujer, les presentamos el proyecto Fem+, un proyecto de conversatorios, organizado por alumnas del campus CDMX, sobre las cuestiones de género y el derecho de las mujeres. Conozcan más sobre esta iniciativa en una entrevista de cinco de sus integrantes: Rosanna, Ana Sofía, Elena, Daniela y Ana Valentina.

 

 

 

98C1F1E2-B0B5-48D1-BA5B-BF423BA310D7

 

¿Cómo nació la idea de crear este colectivo?

 

En noviembre pasado, empezó un movimiento y protestas en Colmex, el Colegio de México, en contra del acoso y el abuso sexual dentro de la escuela. Empezamos a hablar del tema entre nosotras en el Colegio y decidimos crear un grupo y un espacio seguro para hablar de estas situaciones recurrentes en el cotidiano de cualquier mujer.

 

Desde el inicio, quisimos abrirlo a más alumnas. Evolucionó la idea de que sea un colectivo abierto a varios grados y que no sólo fuera para tratar del tema del abuso sino también de las cuestiones de género, de las mujeres en el arte, de salud sexual, reproductiva, etc.

 

No solo queríamos restringirnos a hablar del tema del abuso, también queríamos informar e informarnos sobre distintos aspectos del feminismo y que los conversatorios estén abiertos también a personas que no se reivindiquen como feministas.

 

¿Cuál es el objetivo de este proyecto?

 

Este proyecto tiene tres objetivos claves:

 

  • Informar
  • Apoyar
  • Crear una red para apoyarnos entre nosotras

 

¿Cómo eligen las temáticas de los conversatorios?

 

Primero pensamos en temáticas que nos interesan a nosotras. Después las investigamos. Nos parece muy importante buscar fuentes variadas y confiables para después tener una opinión crítica e informada, para poder llegar a debates más profundos y evitar que falsas informaciones se difundan.  

 

Cuando nos reunimos con el colectivo, siempre tomamos las decisiones por consenso y funcionamos de manera horizontal. Durante los conversatorios tomamos también en cuenta las opiniones de las participantes que no forman parte del colectivo. La idea de nuestro proyecto es que sea un intercambio constante de opiniones.

 

¿A quiénes se dirigen estos conversatorios? ¿Están abiertos a los hombres?

 

Por ahora está abierto a alumnas de cualquier grado, pero no invitamos a los hombres aún porque queremos un espacio seguro en el que las alumnas se sientan cómodas y puedan expresar su opinión libremente.

 

Sin embargo, estamos pensando en algunos conversatorios mixtos puntuales sobre algunas temáticas que les podrían interesar y sobre las cuales nos parece bien poder escuchar sus perspectivas. 

Nuestra idea es que este proyecto siga después de este año. Nosotras terminamos en junio, pero queremos que sea el inicio de algo, que las alumnas no sólo se involucren en sus calificaciones o en el marco del 8 de marzo o de un evento puntual, sino que sea un asunto hablado y tratado en la escuela hasta después de nuestra graduación.  

 

Queremos concientizar a las alumnas y los alumnos; las maestras y los maestros y a toda la comunidad del CSM sobre estos asuntos y reconocer de manera colectiva que las desigualdades de género existen en nuestra sociedad.

 

¿En qué consisten sus conversatorios?

 

Nuestros conversatorios tienen lugar más o menos una vez a la semana. Unos días antes de los conversatorios, nos compartimos artículos relacionados con la temática en un documento de Google drive. Compartimos después los textos que consideramos interesantes y fiables a las participantes presentes en el debate.

 

Según la temática, queremos invitar a expertos externos, por ejemplo, para temas de salud, para informar mejor y para que no se difundan informaciones erróneas.

 

Estamos conscientes de que no tenemos el monopolio de la verdad, sí requerimos ayuda para entender y dar informaciones sobre los temas que tratamos. Además, tener a alguien de afuera, con experiencia externa a la escuela, nos ayuda a gestionar momentos delicados, por ejemplo, cuando sale un tema un poco fuerte. Nosotras no tenemos la capacidad emocional para gestionar las reacciones de las participantes y al final de cuentas, son nuestras compañeras de clase, necesitamos a alguien adulto, que no sea un maestro de la escuela o un miembro de la dirección, que no tenga lazos afectivos o jerárquicos con nosotras y las demás participantes. Asímismo, las intervenciones externas nos permiten enfrentarnos a otras perspectivas e ir más allá del conocimiento teórico.

 

Las cualidades que tienen los alumnos que estudian en un modelo educativo multicultural los prepara adecuadamente para un mundo en constante expansión. Lo invitamos a descargar totalmente gratis el siguiente E-Book para conocer los beneficios del modelo educativo multicultural. 

  

New Call-to-action

 

 

Tags: Insider

Notas Recientes

Suscríbete al Newsletter